La #FormaciónProfesional para iniciados, novatos, novicios, aspirantes, obtusos, inhábiles, nulos, negados, calamidades, toscos, ignominiosos, principiantes, aprendices, estrenados, florecidos, noveles, bisoños, pipiolos, inexpertos, nuevos, no aptos, primerizos, becarios, mediopensionistas o neófitos en el tema, y además, es para el empleo.

¿Qué es la Formación Profesional para el Empleo en el ámbito laboral?

El Sistema de Formación Profesional para el Empleo en el ámbito Laboral, en adelante FPE es un conjunto de instrumentos y acciones encaminadas a dar respuesta a las necesidades de formación de trabajadores ocupados, desempleados y empresas.

La FPE corresponde al Ministerio de Trabajo (más los apellidos que corresponda según gobernante) y hay que diferenciarla de la Formación Profesional reglada o inicial que corresponde al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, así como de las CC. AA, más conocida como FP, esta última con 150 ciclos formativos dentro de 26 familias, ambos constituyen la Formación profesional en España, por tanto:

Formación profesional:

  • Formación Profesional para el Empleo (Ministerio de Trabajo y CC.AA.)
  • Formación Profesional reglada o inicial (Ministerio de Educación)

La Formación Profesional para Empleo, ha venido acompañada en muchos casos de términos relacionado con el órgano que los gestionaba-controlaba o el origen de los fondos, es decir, subvencionada, Forcem, formación de oferta, formación de demanda, Tripartita o Fundae, Formación Continua de ocupados/, bonificada, ahora programada, en realidad la FPE es un término que engloba a esta última y a la Formación ocupacional de desempleados en una sola denominación, por tanto:

Formación Profesional para el Empleo:

  • Formación de ocupados (Trabajadores y Empresas)
  • Formación ocupacional (Desempleados)

Al principio venía regida por órganos tripartitos (Gobierno, Sindicatos y Patronal), sin embargo, con la aparición de la ley 30/2015 y sucesivos desarrollos, los agentes sociales pasan a un plano de órgano colegiado (Orcos, Mordor u otros clanes), pero no de impartidora, que queda en manos de las empresas y las entidades de formación, públicas o privadas, principalmente acreditadas o inscritas por el Ministerio en sus registros de centros y entidades de formación.

¿A quién va dirigida?

  • Trabajadores de la Administración.
  • Trabajadores de empresas.
  • Autónomos.
  • Colectivos prioritarios:
    • En Desempleados: mujeres, jóvenes, personas con discapacidad, afectados y víctimas del terrorismo y de la violencia de género, desempleados de larga duración, mayores de 45 años y personas con riesgo de exclusión social.
    • En trabajadores ocupados: trabajadores de pequeñas y medianas empresas, mujeres, afectados y víctimas del terrorismo y de la violencia de género, mayores de 45 años, trabajadores con baja cualificación y personas con discapacidad.

¿Quién lo paga?

El Sistema de formación para el empleo se financia principalmente con los recursos procedentes de la recaudación de la Cuota de Formación Profesional, que empresas y trabajadores aportan a la Seguridad Social (0,7% sobre la base de cotización por contingencias comunes del que el 0,6% lo aporta la empresa y el 0,1% restante el trabajador). A ellos se suman otros recursos procedentes del Fondo Social Europeo y aportaciones que realiza el Estado a través de los Presupuestos del Servicio Público de Empleo Estatal.

Los cursos son gratuitos para los participantes.

Origen de los fondos (euros)
2010
2011
2012
2013
2014
2015
Cuota de Formación Profesional
2.153.000.000
1.979.778.300
1.890.000.000
1.860.000.000
1.777.650.000
1.848.392.650
Mayor recaudación/ estimación cuota ejercicio
19.623.290
 
 
 
 
 
Ayuda Fondo Social Europeo
250.000.000
100.000.000
100.000.000
100.000.000
100.000.000
100.000.000
Aportación del Estado
149.009.840
934.022.420
164.984.550
165.439.470
44.897.420
134.052.680
Total
2.571.633.130
3.013.800.720
2.154.984.550
2.125.439.470
1.922.547.420
2.082.445.330

¿Qué modalidades formativas?

  • Presencial.
  • Online o teleformación.
  • Semipresenciales.

¿Cómo se gasta ese dinero?

La fórmula más elegida por la Administración son las convocatorias de subvenciones y las bonificaciones a la seguridad social en el caso de la formación programada y contratos de formación. Recientemente se ha hablado de la posibilidad de establecer licitaciones públicas que irían por la Ley de contratación y no por la de subvenciones como hasta ahora.

¿Qué oferta formativa se programa?

  • Cursos de todo tipo en el caso de programada.
  • Cursos del Fichero de Especialidades.
  • Certificados de profesionalidad.

¿Cómo se desglosa el sistema?

El Sistema de FPE incluye los siguientes subsistemas, ver esquema:

Trabajadores Ocupados, Autónomos o Economía Social:

  • Sectorial.
  • Transversales.
  • Cualificación y Reconocimiento Profesional.

 

Desempleados:

  • Necesidades Formativas Especiales o Dificultades de Inserción.
  • Compromiso de Contratación.
  • Cheque Formación.
  • Itinerarios personalizados.

 

Programada por las Empresas:

  • Crédito de Formación.
  • Permisos Individuales de Formación.
  • En Alternancia con el Empleo.

 

Otras Iniciativas de Formación:

  • Militares Temporales de Tropa y Marinería.
  • Personas en Situación de Privación de Libertad.

 

Formación de Empleados Públicos.

¿Cuáles son las leyes que aplican?

Leyes referidas hay muchas, ver Legislómetro.

¿Quién Interviene desde la incitativa privada?

  • Empresas.
  • Centros y Entidades de Formación públicos o privados.
  • Particulares.

¿Quién interviene desde la Administración?

Los intervinientes en este tema dentro de la Administración Estatal y Autonómica son:

  • Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).
  • Fundación Estatal para el Empleo (FUNDAE).
  • Servicios de Empleo de las CC.AA., dependientes de sus respectivas Consejería de Trabajo.
  • Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) dependiente del Ministerio de Política Territorial y Función Pública.
  • Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Como se puede ver el sistema no es sencillo, pero es una humilde aproximación a su estructura para entender de una visual como funciona y animarse a profundizar en el detalle, que dicho sea de paso sería objeto de varios blogs, tomos…

Espero que con estas líneas seas menos iniciado, novato, novicio, neófito, aspirante, obtuso, inhábil, nulo, negado, calamidad, tosco, ignominiosos, principiante, aprendiz, estrenado, florecido, novel, bisoño, pipiolo, inexperto, nuevo, no apto, primerizo, becario, mediopensionista o neófito en el tema.

Hasta “Luengo”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s